Parece una pregunta bastante fácil: ¿cuántas personas en el mundo viven en la pobreza?

En la práctica no lo es.

Hasta hace unos días la medida estándar de definición de pobreza absoluta era la del Banco Mundial: vivir con menos del equivalente a US$1,90 por día.

Y representaba, de acuerdo con las cifras de 2013, al 10,7% de la población mundial, o casi 770 millones de personas.

Ahora el mundo, y posiblemente tu país, se despertó más pobre.

A partir de este mes, el Banco Mundial adoptará líneas de pobreza flexibles para diferentes países basadas en las distintas realidades económicas de esas naciones.

La institución con sede en EE.UU. determinó dos nuevos niveles para medir la pobreza, US$3,20 y US$5,50 por día.

Según Francisco Ferreira, un alto consejero del Banco Mundial, los nuevos lineamientos medirán con mayor precisión los niveles de pobreza en términos relativos. “Ser pobre en Malawi es diferente a ser pobre en Brasil o Polonia”, explica.

La mala noticia aquí es que el número de gente pobre en el planeta marca un salto considerablebajo el nuevo sistema.

Según las estadísticas del organismo, un 48,4% de la población mundial, o 3.460 millones de personas, se las arreglaron con menos de US$5,50 por día.

En términos más específicos, significa que en un país como Brasil, la séptima economía más grande del mundo, el número de personas en la pobreza absoluta aumentó de 8,9 millones a 45,5 millones, una quinta parte de la población.

Ahora se encuentra en el grupo de los países con “ingresos medios altos”, en el que la línea de pobreza se sitúa en US$5,50 por día.

El aumento de la línea de pobreza también afecta a las naciones más ricas. En España, el porcentaje estimado de personas que viven con menos de US$1,90 por día, que es el 0,2% de los 46,5 millones de habitantes.

Si se ajusta al nivel de los US$5,50, la proporción aumenta a casi el 3%.

Y esto es ni siquiera teniendo en cuenta la recomendación del Banco Mundial de que los países de altos ingresos también se midan con una línea de pobreza aún mayor: US$21,70 por día.

Según la institución, más del 20% de las personas en las naciones que se ajustan a esa clasificación (Estados Unidos y Reino Unido, por ejemplo) viven por debajo del umbral más alto.

“No es sorprendente que los países más ricos tiendan a tener líneas de pobreza más altas, mientras que los países más pobres tienen líneas de pobreza más bajas para reflejar las diferencias en la población. El monitoreo de la pobreza global ahora presenta un menú algo más ampliado”, agrega Ferreira.

Eso explica por qué algunas naciones seguirán analizándose bajo el viejo estándar de medidas.

Mientras que en Brasil, por ejemplo, solo el 4,3% de la población vive con menos de US$1,90 por día, la tasa en la República Democrática del Congo alcanza al 77%.

Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGESImage captionCerca de 1.000 millones de personas viven en la pobreza, según cifras de Naciones Unidas.

De hecho, Ferreira explica que el Banco Mundial no abandonará el límite de US$1,90 por día para definir la pobreza extrema global, como parte de la misión de la institución para terminar con la pobreza para 2030.

Los estudios más recientes muestran que entre 1990 y 2013, el número de personas que vivían bajo esta línea de pobreza absoluta se redujo a la mitad.

En el mismo período, la cantidad de personas que vivieron con menos de US$5,50 al día se redujo del 68,2% de la población mundial al 48,4% actual.

POR: Fernando Duarte

FUENTE: BBC (02/11/2017)

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page